banner

Debido a que la persona que cuida no está tomando su medicación del modo prescrito, su conducta puede ser un signo de recaída.

Algunos signos de recaída son:

  • Dormir y comer menos
  • No salir de la cama
  • Incapacidad para concentrarse
  • Conducta inusual o poca característica
  • Ideas extrañas
  • Escasa higiene personal
  • Falta de interés y motivación hacia las actividades diarias

Si observa cualquiera de estos signos, o si le preocupa su comportamiento, es importante convencerles de que hablen con su médico lo antes posible.

Con frecuencia las personas que sufren esquizofrenia no se dan cuenta de que vuelven a encontrarse mal y su apoyo en ese momento puede resultar crucial para ayudarles a recibir el tratamiento que necesitan y evitar una recaída completa.

Te puede interesar