banner

Las personas que presentan un trastorno psicótico como la esquizofrenia no se dan cuenta que están enfermos, les ocurre principalmente al inicio de la enfermedad.

De hecho, a día de hoy se discute si esta escasa consciencia de padecer una enfermedad pueda ser un síntoma más de la propia enfermedad. Esta dificultad para reconocer su enfermedad hace que las personas que la padecen no acepten que tienen que tomarse la medicación y no se la tomen recayendo casi matemáticamente.

Además de esto, diversos estudios indican que cuanto mayor sea la complejidad del régimen terapéutico, cuantos más fármacos se incluyan o cuanto mayor sea el cambio que se requiere en los hábitos de vida, existen más probabilidades de que la persona lo incumpla. Dosis, duración, efectos adversos vía de administración de fármacos son otros factores implicados.

Por ello y para solucionar esta dificultad, han surgido nuevas opciones que mejoran el perfil del fármaco además de presentar unas nuevas formas de administración antipsicótica que permiten que la persona reciba el tratamiento con una frecuencia mayor y que facilitan el cumplimiento.

Infórmate sobre los diferentes tratamientos disponibles, haciendo click aquí

Te puede interesar