banner

Recaídas en la Esquizofrenia: principales riesgos y causas

Las consecuencias de las recaídas en la esquizofrenia pueden ser bastante serias: falta de independencia, pérdida de control, perdida de capacidades intelectuales, entre otras.

El riesgo de sufrir una recaída aumenta si se interrumpe o se cumple de modo irregular el tratamiento farmacológico.

  • Con cada recaída se produce una mayor pérdida de la calidad de vida y de la funcionalidad
  • Con cada recaída la recuperación es más lenta, y en algunos casos no es posible recuperar algunas de las capacidades previas.

Por ello es importante evitarlas. Para evitar las recaídas es importante que aprendas a detectar los síntomas de alarma.

Las recaídas son señales de que algo no está bien. La realidad es que muchas recaídas no son comunicadas inicialmente, hasta que la situación ya es insostenible.

En ocasiones las personas con esquizofrenia pueden reconocer cuándo están enfermando o recayendo de nuevo, pero no siempre son capaces de hacer algo al respecto.

 

Las principales causas de una recaída pueden ser:

 

 

 

El tratamiento no se está siguiendo de forma adecuada, la persona no se está tomando la medicación tal y como el médico le había indicado.

 

 

 

 

Poca conciencia de enfermedad, pensar que no hay necesidad de seguir el tratamiento.

 

 

 

 

El consumo de sustancias puede empeorar o agudizar los síntomas.

 

 

 

Factores estresantes del día a día también pueden producir una exacerbación de los síntomas y desembocar en una recaída.

 

 

Los amigos y familiares pueden ayudar a identificar los signos de una recaída en un momento temprano.

Es importante hablar con el médico en cuanto se detecten una serie síntomas, los “síntomas de alarma”.

Te puede interesar