banner

Al contar con la ayuda y colaboración de un equipo sanitario, la persona con esquizofrenia y su familia comprenderán mejor la enfermedad y las opciones de tratamiento disponibles.

El equipo sanitario explicará todos los aspectos importantes del tratamiento y las decisiones se deberán tomar conjuntamente con el paciente y su familia. Una colaboración fluida con el equipo sanitario supone que la persona con esquizofrenia participe en su propio cuidado y disponga de la información necesaria para tomar decisiones sobre su tratamiento.

Una vez emitido el diagnóstico, el equipo sanitario se centrará en lo siguiente:

  1. Identificar los objetivos del tratamiento y para la vida en el futuro, y hablar sobre cómo sería posible alcanzarlos.
  2. Acordar el tratamiento necesario para aliviar los síntomas y el más adecuado para evitar una recaída.
  3. Asegurarse de que la enfermedad y el tratamiento sean supervisados regularmente y de que se disponga del apoyo y la información adecuados.

Si quiere saber más sobre los tratamientos disponibles haga clic aquí

Te puede interesar