banner

Actualmente no existe ninguna prueba analítica o de imagen que pueda confirmar del diagnóstico de la esquizofrenia.

Sí es cierto que existen una serie de hallazgos neuroanatómicos en pruebas de imagen como la resonancia magnética que pueden hacer sospechar de un posible diagnóstico, aunque en ningún caso pueden suponer una confirmación del diagnóstico.

A día de hoy, la herramienta más potente que existe para poder realizar un adecuado diagnóstico es la entrevista clínica que llevan a cabo los psiquiatras y que posibilita un correcto tratamiento y una ayuda para los pacientes. En esta entrevista se observan de una forma cuidadosa signos y síntomas, y se preguntan a todas las fuentes posibles: familia, amigos, vecinos, trabajo.

Para su diagnóstico, se utilizan dos manuales que clasifican las enfermedades psiquiátricas y que son el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM) de la Asociación Americana de Psiquiatría y la Clasificación internacional de las enfermedades (CIE) de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Las versiones más recientes son CIE-10 y DSM-V.

Te puede interesar