banner

¿Cuáles son los síntomas más comunes de la esquizofrenia?

Delirios o ideas delirantes

Son creencias falsas que la persona sostiene firmemente y que son irreductibles a la lógica. Para ello la persona que padece el trastorno psicótico se apoya en algunos detalles de la realidad, aunque los interpreta de una manera errónea. Estos pensamientos son de los siguientes tipos:

  • Delirios de persecución: la persona cree que hay alguien o algo que lo está siguiendo o vigilando. “En casa me espían con cámaras, cuando voy por la calle noto que alguien me sigue...”
  • Delirios de grandeza: la persona cree que posee poderes especiales. “Me siento elegido para hacer una misión, me comunico directamente con Dios”
  • Delirio de perjuicio: cuando la persona cree que hay alguien intentando dañarle o perjudicándole de alguna forma. “Sé que están montando un complot en mi contra, hay gente que intenta envenenarme”
  • Delirios somáticos: cuando la persona cree que tiene sensaciones extrañas en su propio cuerpo y normalmente sospecha que están provocados por algo o alguien que intenta dañarle. “Creo que partes de mi cuerpo se desvanecen, o cambian de forma, no me funciona el intestino desde hace meses...”
  • Delirios erotomaníacos: cuando la propia persona cree que es el objeto de enamoramiento de otra. “El Rey de España está siempre pendiente de mí, no para de mandarme señales”
  • Delirios celotípicos: la persona sospecha que está siendo engañado por alguien. “Mi marido se está viendo con otra, olí perfume en su chaqueta”
  • Delirio de referencia o autorreferencialidad: la persona sospecha que la gente de habla de él, incluso desde los medios de comunicación. “Me miran en el metro, me observan y están pendientes de todo lo que hago, hablan de mí en las canciones...”   

Alucinaciones

Son percepciones en las que la persona escucha, ve o siente cosas que se originan en el interior de su propio cerebro y que, aunque él las vive como si fueran reales no lo son. Estas sensaciones se tienen a través de los órganos de los sentidos y son las siguientes:

  • Auditivas: cuando la persona escucha dentro de su cabeza una voz que le habla. Son las alucinaciones más frecuentes y características de la esquizofrenia y más fundamentalmente cuando la persona se queja de no poder pensar ni actuar con libertad. En ocasiones estas voces les insultan y les dan órdenes y es entonces cuando la propia conducta de la persona puede estar determinada por lo que le digan esas voces. “Hay alguien que me habla y se dedica a comentar todo lo que hago, a veces me da incluso órdenes de lo que debo hacer, me roba lo que pienso y me siento como una marioneta que no controla lo que hace”
  • Táctiles o cenestésicas: la persona tiene sensaciones anormales en el cuerpo sin que le toquen. “Cuando como en casa de la vecina noto calambres, pinchazos, hormigueos...”
  • Olfativas: cuando se perciben olores extraños. “Cuando entro a mi casa, huele a azufre, alguien ha estado aquí...”
  • Gustativas: cuando se tienen sabores diferentes a los habituales “Noto un sabor a cemento cuando mi madre me cocina...”
  • Visuales: cuando ven en los demás algo que antes no veían. “Cuando me ingresaron en el hospital, veía chorros de agua que caían sobre mi cama...”

Alteraciones en el pensamiento

El pensamiento en ocasiones se desorganiza, se pierde la capacidad de asociar ideas y éstas cambian de un tema a otro sin conexión. Cuando ésta pérdida es grave y el contenido es incoherente lo denominamos desorganización del pensamiento.

Alteraciones en la afectividad

El paciente puede tener dificultad para expresar lo que siente (aplanamiento o embotamiento afectivo), pueden desaparecer los sentimientos de calor y afecto hacia los demás y puede tener cierta dificultad para mostrarlos.

Alteraciones en la conducta

En cuanto al comportamiento, el paciente puede abandonar su aseo personal, puede aislarse de sus familiares y amigos al perder la motivación y la energía, tener un sentimiento de vacío e incluso presentar conductas extravagantes o no adecuadas que pueden ser influenciadas por lo que le dicen sus alucinaciones y por el contenido de sus delirios.

Alteraciones en la cognición

El paciente puede tener cierta dificultad para mantener la atención y para atender a varias tareas a la vez, así como puede tener algunos fallos de memoria. También puede presentar una disminución en sus capacidades para realizar algunas conductas creativas y socialmente aceptadas. Debemos destacar también que a pesar de que estos síntomas puedan aparecer en los momentos más agudos de la enfermedad, el paciente si cumple adecuadamente con su tratamiento puede llevar una vida normal.

Te puede interesar